nscap, ciudadana del mundo (2.0)

Hoy es 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer. El principal detonante de la conmemoración de este día fue la muerte de ciento cuarenta y seis mujeres en una fábrica textil en Nueva York en Marzo de 1911, hace ya más de un siglo.

En las primeras convocatorias, si leemos las reivindicaciones giraban en torno a la dialéctica marxista de la época, vemos como no sin recelo el movimiento obrero “permite” a las mujeres conmemorar su día, pese al riesgo de debilitar “el movimiento obrero” en su conjunto. Con el paso del tiempo, una de las mayores conquistas de la celebración de este día creo que es la incorporación de los hombres a la reivindicación de las mujeres.

Con el paso del tiempo, he ido abriendo la cabeza a nuevos conceptos y me doy cuenta que se trata no de igualdad entre hombres y mujeres, en el concepto de igualitarismo (imponer tener que ser todos iguales). Por suerte, cada persona es un mundo. Cada mujer es diferente a otra (al igual que cada hombre). Por lo que reivindico la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres y respeto a la diversidad de que cada uno somos diferentes.

A este concepto me gustaría sumar otro, se trata de una reinvindicación de carácter colectivo y de carácter individual.

A nivel colectivo, todavía quedan muchos derechos por conquistar:

Los derechos laborales de las mujeres, se han ido conquistando a lo largo de muchos años, pero aun así las estadísticas siguen reflejando que ser mujer implica menor oportunidad de empleo, que ser mujer conlleva menor posibilidad a tener un puesto alto, que ser mujer implica menor sueldo por igual trabajo… Además del ámbito laboral o profesional: a nivel familiar ser mujer todavía hoy conlleva hacerse cargo en mayor medida de la casa, los hijos, de las personas con necesidades para hacerse valer…, a nivel de salud, en muchos países todavía están limitados derechos que deberían ser básicos para la mujer como el aborto, por no hablar de agresiones contra la mujer institucionalizadas como es en el caso de la ablación. Si seguimos viendo derechos más básicos que algunas mujeres a día de hoy todavía no tienen garantizados, nos encontramos mujeres privadas de su libertad por mafias de trata de blancas y lo que es peor e irremediable, que mueren a mano de hombres, en muchos casos parejas o ex-parejas.  De hecho, si lo vemos a nivel geográfico en muchos casos la brecha se acrecienta. De hecho en este 2013, precisamente en Latinoamérica se centra sobre la pandemia contra las mujeres para tomar conciencia del feminicidio existente.

A nivel individual, cada una llevamos a nuestra manera nuestra vida para hacer valer nuestros derechos y me atrevería a afirmar a riesgo de equivocarme, que la mayoría de nosotras en más de un momento de nuestra vida nos ha tocado lidiar con algún tipo de discriminación por el hecho de ser mujer. Eso no debe ser un impedimento, sino que nos motive para reafirmarnos en que cada una nos convirtamos en el mejor sueño que tengamos de nosotras mismas. Si quieres cantar, canta. Si querés hacer radio, hace radio. Si querés escribir, escribe. Si querés viajar, viaja… [...inspirado en...]

Es por eso que este año una vez más me reafirmo en reivindicar este día, Día Internacional de la Mujer. Especialmente cuando desde las redes sociales llegan mensajes como: “la belleza de ser mujer”, “agradecer a Dios por habernos hecho mujeres”, invitaciones a juntarse con amigas a consumir en un bar o a regalar flores o bombones… Puede que muchas marcas utilicen el día para vender y puede que muchas personas desconozca el origen y el fin de este día, pero este día no es para celebrar la condición femenina, sino para conmemorar la conquista de los derechos de y para las mujeres.

Por último, quiero plantear una reflexión:

¿Cómo estaríamos hoy si no se hubiera empezado a celebrar este día reivindicando los derechos de la mujer? No tengo una máquina del tiempo por tanto no puedo saberlo, pero sí hay algo que tengo claro es que si a lo largo de más de un siglo no se hubiera mantenido viva la reinvindicación por la igualdad de oportunidades hoy no estaríamos igual porque los derechos no se regalan, se conquistan.

POSTS RELACIONADOS:

* No al #machismo. No a la #homofobia

* Por la igualdad real entre hombres y mujeres

8 de marzo es todos los días



Escrito por Isabel Garnica Leiva

¿Quieres compartir tu opinión?